Escapadas de fin de semana en barco

¿Quieres irte de viaje y disfrutar de una experiencia diferente? ¡Pues al hacer un crucero fluvial con tu familia o tus amigos lo podrás combinar todo! ¿Qué tal alquilar un barco unos días para probar las delicias de la navegación? ¿Que mejor forma hacer un mini crucero para descubrir nuevas regiones, que sea a nivel gastronómico, cultural o deportivo? Además un mini break nunca va mal para salir un poco del día a día.

El Canal du Midi en Bici

¿Qué tal combinar un crucero de unos días con paseos en bici a lo largo del Famoso Canal du Midi? No te digo de hacer Béziers hasta Burdeos pedaleando (¡de todas formas no tendrás tiempo hacerlo durante tu mini crucero!), sino seguir el barco durante un par de esclusas… A los niños les encantará porque podrán adelantar el barco y ayudar los adultos a pasar las esclusas, a los grandes les encantará porque podrán cambiar de ritmo… ¡Sólo una cosa, si los adultos pasean en bici, que no dejen los niños solos a bordo, pueden ser capitán pero bueno!

¡Atracar una tienda de chocolate en Bélgica!

Bueno, bueno… ¿Ya sabéis que Bélgica es el país del chocolate? Por lo que os aconsejamos alquilar un barco en Nieuwpoort navegar hasta Brujas, amarrar e ir corriendo hasta una de las numerosas tiendas que proponen chocolates típicos. Nuestras tiendas favoritas son sin duda: The Chocolate Line, Chocolaterie Roose y Chocolaterie Speagelaere. ¡Tampoco te atiborres que luego no tendrás espacio para las “mejillones-patatas fritas” con cerveza! La verdad es que si pasas un fin de en Brujas, te vas a enamorar de Bélgica y de sus habitantes.

Pasear por el parque floral en Keukenhof, Holanda

Keukenhof es una experiencia única e inolvidable que seas pequeño o grande (abre sus puertas solo durante 8 semanas. Muchos jardines y más de 7M de tulipanes de todos los colores). A una media hora de Ámsterdam (bueno media hora… si tienes suerte!! Si decides ir durante las 2 primeras semanas de apertura, puede que tardes un poco más ya que el tráfico no es de lo más fluido (¡llévate el DVD, unos libros o ideas de juego para los niños!). Te recomendamos que te bases en Delft y vayas al parque en bici, disfrutando así del paisaje y de los campos de tulipanes. ¡Te aconsejamos combinar esta visita con la “Parada de las flores” en plan Disney pero con flores!, y sobre todo, compra tus entradas con antelación para no perder tiempo haciendo cola.

Un tarde de compras en Estrasburgo, Alsacia

¿A quién no le gusta ir de compras? ¡A nadie! Podrías aprovechar un crucero en Alsacia para hacer una paradita en la increíble ciudad de Estrasburgo, ¡combinando visitas culturales y visitas de tiendas! Desde Boofzheim tardarás unas 6:30 para llegar hasta Estrasburgo (Bassin Dusuzeau en el centro de la ciudad). Paradas imprescindibles: Catedral Notre-Dame, el barrio de la “Pequeña Francia”, el barrio alemán y el barrio de l’Orangerie y de la Robertsau que alberga numerosas instituciones europeas (Consejo de Europa, el Parlamento Europeo o la Corte Europea de Derechos Humanos…).

Sacar fotos de todas las casas de Burano, Venecia

¿Qué tal vivir la Dolce Vita en Italia un fin de semana? Si estas amarrado en la laguna, coge un vaporetto y en un plis-plas estarás en Burano. Seguro que los niños estarán encantados buscar casas de cada color… Es un juego muy divertido… “¡Vale chicos, tenéis que buscar una casa rosa, una violeta, una verde, una azul, una amarilla etc… el primero que acaba gana un gelato!” ¡Es la forma ideal de pasar una tarde en una de las islas más bonitas de la laguna, de divertirse, aprender y probar las especialidades locales! ¡Por qué claro, te toca a ti también un gelato! Te aconsejamos también visitar uno de los talleres de encaje. Un mini break en esta zona te permitirá visitar Venecia, Burano y Murano.

Descubrir una fauna preservada en Camarga, Francia

Desde St Gilles podrás navegar tranquilamente en las aguas de Camarga, hay muy pocas esclusas. Es muy conocida por sus playas, ciudades costeras, fiestas votivas, peregrinación y fauna salvaje. Hay dos épocas para disfrutar de la Camarga a tope: septiembre, octubre, marzo y abril. ¿Qué es lo que puedes ver y hacer?

  • Podrás ver miles de flamencos rosa (unos 50.000 en primavera)
  • Los campos de arroz se ponen en agua en abril
  • Los caballos blancos y los toros viven en casi total libertad
  • Las salinas de Aigues-Mortes se tiñen de rosa en verano
  • Fiesta votiva en Le Grau du Roi a finales de septiembre (incluye todas las tradiciones de la Camarga. 9 días de fiesta taurina, Abrivado, Bandido, Carrera Camarguesa, Encierro, Gaze)
  • Probar las especialidades locales: ostras en Bouzigues, queso de cabra de la Crau, anchoïade, gardiane de toro, ensalada camarguesa y mucho más…

¿Necesitas más inspiración? No dude en mirar nuestra página dedicada a los mini cruceros... Encontrarás otros destinos que te podrían interesar!!